Categories
Blog Improvisación

Muere el cuerpo

¿Muere la mente?

No cometerás adulterio.

La ley es la ley. Quien comete adulterio vive con la carga del engaño hasta el final de sus días. El adulterio imaginario es peor que el físico. Condena a muerte el amor a nosotros mismos y disminuye el amor de los demás hacia nosotros. El adúltero atormenta su conciencia.

Quien engaña comete el peor de los crímenes: el engaño a sí mismo. Quien no engaña está libre de pecado: no se engaña a sí mismo. Quien ve la muerte acercarse la recibe impasible si en lo más profundo de su corazón sabe que ha vivido con honradez. Y esta visita temida por muchos es recibida en paz.

No es adúltero quien mezcla su carne con la de otro cuerpo, es adúltero quien prostituye la pureza de su corazón y olvidándose de su vocación anhela engañar a todos aquellos que le son fieles.

La conciencia tranquila está libre de adulterio y cuando se le anuncia la posibilidad del juicio final, aún tiene la llama de su espíritu viva para afirmarse en lo que es correcto.

Mueren en vida quienes se traicionan a sí mismos y no cuidan el don que les fue dado, no desarrollan su talento desperdiciando sus energías en cuestiones ajenas al impulso más íntimo de su fuerza vital. Estos justifican su actitud culpando a los demás.

Viven muertos quienes no son fieles a ese rayo de luz que les anima a compartir su don aún en el momento de la muerte.

La vocación no se enferma, la vocación no se distrae, la vocación es más fuerte que la debilidad física. La vocación es la novia ideal, es el amor sincero. El amor y el matrimonio verdadero sólo son posibles si primero amamos nuestro don y lo cultivamos.

El matrimonio auténtico es la unión entre la persona y su vocación. Deja en segundo plano tu vocación y estarás cometiendo adulterio y además matarás ese impulso interno que te invita contribuir con la creación.

El amor a las cosas o a las personas nunca será amor verdadero, si quien dice amar traiciona su vocación y la deja a un lado para obedecer a los impulsos de la carne, ese es un muerto vivo.

Viola la ley quien dice:

Yo soy escultor pero hace años que no hago una escultura. Ese ya no es escultor.
Yo soy escritor pero hace años que no escribo un libro. Ese ya no es escritor.
Yo soy músico pero hace años que no toco. Ese ya no es músico.
Yo soy actor pero hace años que no actúo. Ese ya no es actor.

Digas lo que digas que eres, sólo tú sabes si eres fiel a ese brillo interior o si eres un traidor.

¿Tu vocación es la escultura? Esculpe todos los días.
¿Tu vocación es la pintura? Pinta todos los días.
¿Tu vocación es la literatura? Escribe todos los días.
¿Tu vocación es la música? Toca todos los días

Haz una exposición, escribe ese libro, filma esa película, graba ese disco, crea tu propia web.

Cokken. 35 progressive studies #5

Muere en vida quien no ejerce a diario su vocación. Vive después de muerto quien tiene descendencia con su vocación.

Cervantes y su esposa dieron a luz Don Quijote.
El Bosco y su esposa dieron a luz El jardín de las delicias.
Pelé y su esposa dieron a luz un modelo de futbolista inmortal.
Beethoven y su esposa dieron a luz La Novena Sinfonía.
Platón y su esposa dieron a luz La República.
Mikhail Naimy y su esposa dieron a luz a Mirdad.
Malala Yousafzai y su esposa dieron a luz el Nobel de la Paz en 2014.
Hedy Lamarr y su esposa dieron a luz el sistema de comunicaciones en el que se basan todas las tecnologías de comunicación actuales: sí, el Wifi también.

Ahora entiendo la importancia de amar a la vocación sobre todas las cosas y ser fiel a ella, quien la traiciona comete adulterio, es infiel a sí mismo y en su fuero interno lleva una vida miserable de la que se avergüenza ante los ojos de la verdad.

Realiza tu vocación, la ley es para cumplirla.

La Ley debe de ser como la muerte, que no exceptúa a nadie.
Montesquieu

“La muerte de Marat” (1793) de Jacques-Louis David

También puede interesarte:

Música, educación y proceso de paz
La contemplación estética
Las siete Artes Liberales
Vocación científica
Mecenas
Clausura
Tributo

By Hans

Saxofonista
Maestro en Música como Arte Interdisciplinario