Categorías
Estética Historia Improvisación Saxofonistas

Una mirada curiosa

El saxofón es un instrumento musical que pertenece a la familia de viento-madera. Su fin es la música. Para ser saxofonista es necesario aprender, como mínimo, los rudimentos de la técnica y de los elementos constitutivos de la música: ritmo, melodía y armonía.

Un instrumento es al músico lo que un pincel a un pintor. Un pincel no crea cuadros magníficos si no está en las manos de un maestro de la pintura. Los saxofonistas más destacados de la historia han utilizado su saxofón como un pincel y han pintado magníficos cuadros sonoros. Estos músicos han dominado el arte del solfeo, la armonía, la composición, han conocido la historia del instrumento, los métodos más relevantes, etc.

Estudiar a los grandes músicos de la historia, es una buena forma de convertirse en un músico competente, en un saxofonista competente. Como los conceptos musicales son aplicables a cualquier instrumento y el saxofón tiene una gran cantidad de seguidores, este espacio da la bienvenida a todo el mundo. A los músicos y al público general. Entre todos podemos construir conocimiento y disfrutar del arte musical, un arte que existe gracias a la reunión de un grupo de personas: el compositor, el intérprete, el ejecutante y el público.

Los invito a observar a través de esta rendija el maravilloso arte de tocar el saxofón.

Share/Compartir.
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook

Por Hans

Saxofonista
Maestro en Música como Arte Interdisciplinario

Un comentario a «Una mirada curiosa»

Miguel muy interesante tu pregunta. Creo que las definiciones de las palabras podrían ayudar a encontrar una respuesta, pues yo no tengo respuesta.

Haber, según el diccionario:
«Interdisciplinario» se refiere a lo que se relaciona con varias disciplinas.
«Espíritu» es una entidad abstracta que se le atribuye la capacidad de sentir y pensar.
«Mente» es la parte del ser humano en la que se considera que se desarrollan el conjunto de las capacidades intelectuales de la persona.
«Disciplina» puede ser entendido como un conjunto de reglas que permiten a una persona poner en práctica la realización de una tarea; pero también puede referirse a una cada de las artes: música, pintura, escultura, literatura, etc.

No se hasta que punto se pueda hablar de «interdiciplinariedad espiritu, mente y disciplina» pues según esas definiciones (todas tomadas del diccionario) tanto la mente, como el espíritu y la disciplina, están presentes en todo momento en cualquier acción humana, ya se trate de una vocación artística, política, militar, etc. Seguramente indagando en filosofía, la psicología, estética de la música, antropología, se pueda encontrar una respuesta a tu pregunta, pero en estos casos me aferro a lo que dijo ludwig Wittgenstein: «De lo que no se puede hablar, es mejor callar».

Una cosa si que puedo decir con confianza: en el arte de tocar el saxofón una cosa es pensar, otra hablar y otra muy diferente tocar. A la maestría en el saxofón, o en cualquier otro instrumento, sólo se llega «tocando». Hay que tocar más y hablar menos, pues la música es el arte de los sonidos, no de las palabras.

Gracias por compartir tu interesante pregunta, te animo a que leas los escritos sobre música de Stravinsky, Berlioz, Rousseau, Schopenhauer, Charles Rossen, Aaron Copland, Leonard Bernstein, la círtica del juicio de Kant, etc, etc, etc. Ellos sí que tienen respuestas para este tipo de inquietudes.

Pusiste en acción mi mente. Saludos y espero verte por aquí de nuevo!

Hans

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *